Lacan, el objeto-a, o el objeto de deseo inalcanzable


Objeto a (objeto pequeño a) | Psicoanálisis de Lacan

En la teoría psicoanalítica de Jacques Lacan, objet petit a (objeto a o objeto pequeño a) representa el objeto de deseo inalcanzable. A veces se llama el objeto causa del deseo. Lacan siempre insistió que el término debe permanecer no traducido “adquiriendo así el status de una señal algebraica” (Escritos).

El “a” en cuestión significa ‘autre’ (otro), el concepto fue desarrollado a partir del ‘objeto’ freudiano y de la propia explotación de ‘alteridad’ por Lacan. [1]
contenido

– Orígenes psicoanalíticos

Jacques-Alain Miller apuntó a los orígenes del objeto (a) en el “objeto perdido” de Freud … la función que Freud descubrió en los Tres Ensayos … y de la que Karl Abraham hizo el núcleo de su teoría del desarrollo del que derivó las primeras instalaciones del “objeto parcial”. [2]

En seguida, de acuerdo con Miller, Melanie Klein ‘localiza el objeto parcial en el centro de economía psíquica … y Winnicott vislumbraba como el objeto de transición.’ [3] Esa larga prehistoria de las relaciones de objeto ‘es lo que Lacan resume, condensa, justifica y construye con objeto a. ‘[4]

– Desarrollo lacaniano

“En los seminarios de finales de los años 1950 y principios de los años 1960 de Lacan, el concepto en evolución de objeto pequeño a es visto en el matema de la fantasía como el objeto de deseo buscado en el otro … un alejamiento deliberado de las relaciones de objeto del psicoanálisis británico. [5]

En 1957, en su Seminario Les formaciones de l’inconsciente, Lacan introduce el concepto de objeto a como el (Kleiniano) objeto parcial imaginario, un elemento que es imaginado como separable del resto del cuerpo. En el Seminario Le transfert (1960-1961), él articula objeto a con el término agalma (en griego, un ornamento). Así como el agalma es un objeto precioso escondido en una caja inútil, objeto a es el objeto de deseo que buscamos en el otro. La “caja” puede asumir muchas formas, que no son importantes, la importancia está en lo que es “dentro” de la caja, la causa del deseo.

En los seminarios L’angoisse (1962-1963) y Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis (1964), objeto a es definido como la sobra, el remanente dejado atrás por la introducción de lo simbólico en lo real. Esto es aún más elaborado en el Seminario The Other Side of Psychoanalysis (1969-1970), donde Lacan elabora sus cuatro discursos. En el discurso del Maestro, un significante intenta representar al sujeto para todos los demás significantes, pero un excedente es siempre producido: ese excedente es el objeto pequeño a, un significado excedente, un excedente de goce.

“El MacGuffin es objeto pequeño a simple y simple: la falta, el resto del real que pone en marcha el movimiento simbólico de interpretación, un agujero en el centro del orden simbólica, la mera apariencia de algún secreto para ser explicado, interpretado, etc. “(Ama tu síntoma como a ti mismo).
Jerarquía de objetos (a)

Hablando de la “caída” del objeto a, Lacan observó que ‘la diversidad de formas asumidas por ese objeto de la caída debe estar relacionada con la manera en que el deseo del Otro es aprehendido por el sujeto.’ [6] La primera forma es ‘algo que se llama mama … esta mama en su función como objeto, objeto la causa del deseo. ‘[7]

A continuación surge la segunda forma: el objeto anal. Sabemos que por medio de la fenomenología del presente, el presente se ofrece en ansiedad. [8] La tercera forma aparece ‘al nivel del acto genital … [donde] la enseñanza freudiana, y la tradición que ha mantenido, nos sitúa el abismo enorme de la castración. ‘[9]

Lacan también identificó ‘la función del objeto pequeño a nivel de la unidad escopofílica. Su esencia se realiza en la medida en que, más que en otros lugares, el asunto es cautivo de la función del deseo. [10] El término final se refiere a ‘el pequeño la fuente del superyó … el quinto término de la función de pequeño a, a través de la cual será revelada la gama del objeto en su – pregenital – relación a la demanda del – postgenital – Otro. [11]
Analista y

Para que la transferencia ocurra, el analista debe incorporar el a para analizando: ‘analistas son tan sólo en la medida en que ellos son objeto – el objeto del analizando’. [12] Para Lacan, ‘no es suficiente que el analista deba soportar la función de Tirésias. Él debe también, como Apollinaire nos dice, tener senos [13] – debe representar o incorporar el (faltante) objeto de deseo.

El trabajo a través de la transferencia, posteriormente, implica en movimiento “más allá de la función del a: el analista tiene que … ser el apoyo de la separación del a [14], para permitir que el análisis, eventualmente, sea concluido. “Si el analista durante el análisis es este objeto, él también al final de análisis no ser. Él va a someterse al destino de cualquier objeto que está siendo, que es ser descartado. ‘[15]
referencias

– Referencias

1 Alan Sheridan, “Translator’s Note”, Jacques Lacan, The Four Fundamental Concepts of Psycho-analysis (London 1994) p. 282
2 Jacques-Alain Miller, “Microscopia”, in Jacques Lacan, Television (London 1990) p. xxxi
3 Miller, “Microscopia” p. xxxi
4 Miller, “Microscopia” p. xxxi
5 Mary Jacobus, The Poetics of Psychoanalysis (Oxford 2005) p. 26n
6 Jacques Lacan, Television (London 1990) p. 85
7 Jacques Lacan, The Four Fundamental Concepts of Psycho-analysis (London 1994) p. 168
8 Jacques Lacan, “Introduction to the Names-of-the-Father Seminar”, in Television p. 85
9 Lacan, “Introduction” p. 85-6
10 Lacan, “Introduction” p. 86
11 Lacan, “Introduction” p. 87
12 Lacan, Television p. 4
13 Jacques Lacan, The Four Fundamental Concepts of Psycho-analysis (London 1994) p. 270
14 Lacan Concepts p. 273
15 Stuart Schneiderman, Returning to Freud (New York 1980) p. 8

(*) Traduccion de la sintesis de la Universidad de San Pablo del Rey, Brasil.

Objeto a (objeto pequeno a) | Psicanálise de Lacan